DEL VALOR Y SU VALÍA...LA VACUIDAD Y SU CUANTÍA

Venimos observando un profundo y radical cambio en la aprehensión de las cosas a través de las palabras.

En el alcance, en sus dimensiones, en su volumen, longitud, color y marco.

Venimos observando cómo nos las vacían con nuestro consentimiento dejándonos con el envase generalmente de plástico, difícilmente desechable e imposible en la mayoría de las veces de reciclar.

Y así vamos abandonándolas, como reptiles que cambian de piel y dejan en el camino aquello que un día fueron, traducido en pequeñas escamas irisadas. Con la diferencia que aquellas, las palabras, no ganan en absoluto con la novedad de las nuevas células, no recuperan brillo y presencia, muy al contrario, van disminuyendo en vigor y vitalidad. Respiran más bajito, se nota menos su existencia.

No nos confundamos. Aprender y Aprehender no son palabras parecidas porque sí, gracias al capricho de algún semiótico divertido y confuso como los hay tantos…y lo digo en masculino porque son ellos los que tienden a nombrar y a definir… no venga una mujer y comprenda lo aprehendido de manera no aprendida.

Aprender y Aprehender se parecen porque son palabras con manos y brazos. Porque ambas se despliegan para conocer el mundo.

Aprender es valioso en sí mismo. Es el resultado de un gran esfuerzo de nuestra genética, de nuestra naturaleza, para no sólo sobrevivir en este mundo, sino para ayudarnos a crear incluso nuevos modelos e imágenes de lo que todo puede llegar a ser.

Aprender es valioso porque es placentero, muy placentero. No hay más que ver a una criatura para comprender el placer que produce abrazar un poquito más el mundo que le rodea. Es la risa, es el cuerpo, son los ojos. Todo en ell@s, en l@s niñ@s nos indica muy verazmente cuando aprenden. Porque al hacerlo son FELICES.

Sí, el aprendizaje proporciona una gran felicidad.

Aprender hace que nuestros quicios y esquemas se amplíen para albergar la vida, caudal inmenso ingobernable.

Aprender es valioso porque produce libertad. Y la libertad no puede sino proporcionar aprendizaje.

¡Cuán distinto es el examen del aprendizaje!

El examen lleva a una puntuación, número que no tiene en absoluto nada de relación con la valía. Es la traducción mercantilista del aprendizaje.

Algo se considera aprendido y aprehendido si se obtiene un determinado número.

En muchos casos ese número va a traer problemas o regalos, pequeños y grandes chantajes, no sólo materiales, también afectivos, pero no Felicidad, no Libertad.

En esas ocasiones se evita o se busca un número con deseo o aflicción.

Ya no importa entender, desarrollar, evolucionar. Ni siquiera el error suma.

Las escuelas son por ello reflejo de esta sociedad capitalista. Vacía y cuantificada.

Por la misma razón la Caridad pertenece al régimen capitalista, de desigualdad, de poder, mientras que la Solidaridad nace siempre de la base de la igualdad. La Solidaridad se alimenta de la Igualdad. La Caridad de la Desigualdad.

 

Por la misma razón, la Burguesía nunca pretenderá en el fondo un profundo cambio en la sociedad. No tan arraigada en el poder ni en el capital como otras clases, sí se convierte en el instrumento de éstas para mediar en los resultados finales, para defender como propios sus valores, para defender su mundo como el mejor posible.

No nos confundamos, la burguesía tampoco quiere la igualdad. Por ello defiende una distinta educación para las distintas clases. Mayor cantidad de instrucción, que no de aprendizaje y mucho menos de educación, para sus hij@s. Clases extraescolares privilegiadas para fortalecer los privilegios. Disculpando y ocultando en su proceder el deseo de que sus hij@s alcancen maestrías insospechadas y muchas veces imposibles.

Conozcamos las palabras y su poder. Y si defendemos algo procuremos hacerlo con el máximo conocimiento y veracidad. Ya no por nosotr@s, l@s adult@s, sino por nuestras criaturas nuestras herederas. Seamos dign@s de su mirada, a veces más ética y coherente que la nuestra.

El Proyecto Educativo Paideia boga siempre tratando de recuperar significados.

Paideia quiere ser Igualdad, Solidaridad, No-Violencia, No Competición, Autonomía, Libertad y Felicidad.

Paideia somos tod@s quienes amamos la vida como lo que es: Cambio e Intercambio… El más bello acto de Humanidad…

Colectivo Paideia

ABRIL 2021