Paideia comenzó a funcionar en enero de 1.978 en Mérida (Badajoz). Sus orígenes se encuentran en Fregenal de la Sierra , de la mano de Josefa Martín Luengo y en su intento de Escuela en Libertad abortado por la Administración franquista. Recoge este periodo el libro “Fregenal de la Sierra. Una experiencia de escuela en libertad” Josefa Martín Luengo Editorial Nuestra cultura. 1978                     

La idea de fundar la escuela surge por la iniciativa de tres mujeres profesionales de la educación: Concha Castaño Casaseca, Mª Jesús Checa Simó y Josefa Martín Luengo.

Desde 1978 a la actualidad, más de 40 años, la Escuela Libre mantiene la misma ideología y las mismas finalidades.

PRIMERA ETAPA: 1978-1981

Que supone la primera época y abarca desde que l@s. niñ@s inician el proyecto en la Escuela Infantil hasta la edad en que, según la estructura vigente, deben comenzar la siguiente etapa que sería la de la E.G.B.

En esta etapa, la edad mínima de ingreso en la Escuela Infantil, es de dos años. El Colectivo inicial se incrementa con un nuevo compañero José Julio Julián. La estructura de la escuela en estos momentos era:

    Un grupo educativo que trabaja para ser formado y al mismo tiempo poder poner en práctica el proyecto de escuela libre y, el Colectivo ideológico que sigue trabajando fuera de la escuela, en otros lugares de trabajo, para poder mantener económicamente la escuela.

Los objetivos fundamentales de Paideia en estos primeros años fueron:

  1. La Libertad

  2. La felicidad

  3. La maduración mental

  4. La creatividad

  5. Todos ellos, como bases de convivencia y de experiencias fundamentales para generar una nueva persona.

 

Del grupo primigenio de alumnado que comienza el proyecto, únicamente TRES pasarán a la siguiente etapa, es decir, comenzarán la E.G.B.: dos chicas y un chico, de la segunda promoción, otros tres, una chica y dos chicos, un nuevo muchacho se incorporará al grupo, procedente de otro centro, con 9 años, de la tercera,cuatro, dos chicas y dos chicos, aunque el grupo se agrande hasta cinco más procedentes de otros sistemas a distintas edades.

Los resultados son:

  •     Una libertad individual amplia.

  •     Una capacidad creativa muy buena.

  •     Un amplio desarrollo mental, por encima de la media.

 

El número de alumn@s en esta etapa varía mucho de un curso a otro e incluso de un trimestre a otro, pero lo que se vio claro era que el proyecto iba cobrando consistencia, fuerza y continuidad.

Se publica el libro “Intento de educación antiautoritaria y psicomotriz” Josefa Martin Luengo. Editorial Boysu.1981.

Se consiguen introyectar los siguientes valores:

  1. La no discriminación

  2. La no violencia

  3. El diálogo como forma de solucionar los conflictos

  4. Un fuerte sentido de la Responsabilidad personal.

  5. Una excelente capacidad de adaptación a situaciones nuevas.

  6. Una gran libertad individual

 

 

SEGUNDA ETAPA: 1982-1990

Se incrementa el colectivo adulto y se constituye una Cooperativa con algun@s padres-madres y educador@s.

Los padres y las madres que se incorporan a la Cooperativa, tienen tod@s criaturas en la escuela. El colectivo que permanece en la escuela a tiempo completo está constituido en esta etapa por: Josefa, José Julio, Julia, José Luis, Javier, Lali y Olalla. A la Cooperativa además de Concha, María Jesús, Josefa, Julia y José Julio se incorporan Encarna, Víctor, Victoria, Teresa, Maite, Javier, Lali, Olalla y finalmente Manolo.

En este periodo, un compañero, José Julio, deja el colectivo y permanece únicamente en la Cooperativa.

 Sin pertenecer a la Cooperativa, empieza a colaborar constantemente Fernando.

Se mezclan en esta época, criaturas que están en la escuela desde el principio, otras que han entrado con edades menores y otras de mayor edad procedentes de la Escuela Estatal; al tiempo, algunas dejan la Escuela Libre y se incorporan a otros sistemas educativos, porque sus padres y madres son incapaces de seguir asumiendo una educación libertaria para sus hijos e hijas o bien por traslado a otras localidades.

El proyecto durante esta época va a experimentar un giro que se produce al incrementarse el colectivo, así como la cooperativa y recibir mayores influencias no libertarias.

Estos años, ocho en total, es el tiempo en que la escuela aglutina a más personas, a las cuales les va a costar mucho desechar el sistema educativo tradicional e incorporarse a una forma de educar diferente completamente de lo que han vivido y conocen.

La cooperativa decide realizar una compra colectiva de un terreno en el campo con una casa, con el fin de sacar a la escuela del centro de la ciudad, que es donde se encontraba en esos momentos.

Por ello, todas las personas de la cooperativa se responsabilizan de una cuota mensual para hacer frente a esta adquisición y así poder trasladarnos al campo. Primero con el grupo de mayores de 6 a 15 años mientras que la gente más pequeña sigue permaneciendo en el centro de la ciudad, hasta que más tarde podamos trasladarla también.

En este periodo se realizará en las instalaciones de la escuela el Primer congreso de pedagogía antiautoritaria; l@s participantes vienen de distintas comunidades. Se publica un folleto donde se recogen las conclusiones de dicho encuentro.

 

Se publican:                               “Paideia escuela libre” Josefa Martín Luengo. Editorial Ziggurat 1985                                                                                “Desde nuestra escuela Paideia” Josefa Martín Luengo. Editorial Madre Tierra 1990

CONCLUSIONES DE ESTA ETAPA:

  1. Se incrementa el colectivo educativo

  2. Se abarcan los dos niveles educativos: Escuela infantil y E.G.B.

  3. Conviven en el mismo edificio durante unos años, edades de entre 2 y 12 años.

  4. Se separa la escuela infantil de la E.G.B, que se traslada al campo.

  5. Se incrementa la responsabilidad sobre el trabajo intelectual.

  6. El alumnado comienza a asistir a actividades extra-escolares fuera de la Escuela Libre.

  7. La libertad individual adquiere una amplia preponderancia.

  8. Se comienza a editar "La Samblea", el boletín de la escuela.

  9. Se crea la Asociación Pedagógica Paideia.

  10. Se constituye la Cooperativa

  11. Se adquiere la propiedad colectiva en el campo.

  12. El alumnado oscila constantemente, vienen y van. Esta etapa termina con 92 alumn@s, un incremento considerable.

  13. El colectivo educador se amplía y cambia.

  14. Se va perfeccionando el método grafomotriz y lectoescritor para el aprendizaje de la lectura y la escritura.

 

TERCERA ETAPA: 1.991-1995  

Durante este periodo va a finalizar la E.G.B., la primera, segunda y tercera promoción de alumnos y alumnas que han permanecido en la Escuela Libre desde los 2 o 3 años o bien ingresaron en otras edades más avanzadas, y van a incorporarse a las Enseñanzas Medias o Profesionales. Deben examinarse en los Centros de Educación Permanente de adult@s, para obtener el Graduado Escolar y poder proseguir otros estudios.

En esta etapa, la escuela infantil se traslada al campo, a un edificio contiguo al de donde están l@s mayores.

Es un momento importante porque todo el mundo está pendiente de estos resultados, por lo que se hace más hincapié en los aspectos intelectuales. Se decide dedicar un tiempo a que preparen este examen. Se incrementa, por ello, la asistencia a actividades o clases extra-escolares o particulares. La alternancia de los dos sistemas: el antiautoritario de la Escuela Libre y el autoritario y competitivo de las clases extra-escolares, comienzan a alterar la dinámica educativa asamblearia. El grupo de mayores comienza a demandar, por la presión de sus padres y madres, más actividades regladas e iguales al sistema estatal, desestimando la convivencia autogestionaria y otras actividades creativas o sobre valores.

La primera promoción se examina del Graduado Escolar y obtiene unos resultados muy satisfactorios.

Ello provoca una demanda muy amplia de nuevos alumn@s, de manera que se llega a alcanzar en esta época un número de 103. Esto supone, que vienen al centro criaturas que se encuentran fracasadas en el otro sistema o tienen determinados problemas de carácter personal, afectivo o de aprendizaje lo que provoca que la dinámica de la Escuela Libre pierda progresivamente base ideológica y pedagógica.

Se inicia a su vez, en esta época, una campaña de Alfabetización para mujeres de la provincia de Badajoz y para ello se realiza un método lectoescritor para alfabetizar. Se realiza a su vez, el método de razonamiento matemático para el aprendizaje de la matemática.

Se trabaja mucho en el campo del aprendizaje de forma individualizada, por lo que se prepara un amplio material didáctico para que el alumnado pueda aprender desde sí mismo.

Empezamos a comprobar que cuanto mayor tiempo dedican al aprendizaje y a la memorización y acumulación de los conceptos, los niveles madurativos y de los factores intelectuales descienden, sobre todo en los aspectos de la inteligencia manipulativa y social.

Al analizar el proyecto, con las personalidades resultantes de la primera, segunda y tercera promoción, vemos que la Escuela Libre está perdiendo su identidad, por lo que comenzamos a tomar decisiones para paliar los problemas existentes.

La primera medida es la de impedir que las criaturas acudan a las actividades extra-escolares y a las clases particulares. Lo cual provoca una fuerte reacción de oposición por parte del colectivo de padres y madres. Al no ceder ante las presiones, deciden sacar a sus hijas e hijos de la escuela y hacer campaña para que nadie se matricule. Se produce un gran descenso de alumnado. Ello genera menos ingresos y mayores dificultades económicas.

Por otro lado, las dos siguientes promociones, al examinarse del Graduado escolar, fueron calificad@s injustamente, por lo que hubo que hacer reclamaciones serias, para defender el derecho de estos alumnos y alumnas a una evaluación justa y sin discriminaciones.

Conseguimos algunas rectificaciones, al tiempo que dejamos claro que no vamos a tolerar ese tipo de atropellos.

Cuando vemos que la edad de 15 años es temprana para que se integren en un sistema autoritario, porque todavía no se encuentran madur@s para mantener todos los valores introyectados, proponemos abarcar las enseñanzas Media. La oferta tiene poca receptividad y únicamente cuatro alumn@s se matriculan en el bachillerato nocturno y siguen durante en día en la escuela formándose y educándose. Una de las alumnas permanece un año y abandona. L@s tres restantes, menos una de las chicas, abandonan dos años más tarde. El nuevo proyecto no es aceptado y tiene que abandonarse, provisionalmente.

Se publica el libro "La escuela de la Anarquía" Josefa Martín Luengo, editorial Madre Tierra 1993. Donde se hace una reflexión en profundidad sobre el proyecto y los tipos de persona que genera. El libro resulta polémico y padres y madres de la Cooperativa, se sienten molest@s por él. Es esta una época de transición y de análisis, tratando de buscar de nuevo el camino de la escuela de la anarquía.

En lo que se refiere a l@s alumn@s que se encuentran en el Instituto. La primera promoción realiza el bachillerato sin problemas y con un buen índice de éxito. Sus personalidades se caracterizan por un fuerte sentido de la Responsabilidad, despierto sentido crítico, relaciones no violentas y tolerantes, búsqueda de la felicidad y del placer y una mente racional, preferentemente y unas personalidades que se caracterizan por tener identidades distintas; lo cual significa que se ha respetado sus características personales, sus diferencias y sus ritmos de maduración y aprendizaje.

En este tiempo, se trata de recuperar a la Asociación Pedagógica que, por segunda vez, había ido languideciendo.

Se realiza el video “Paideia , escuela libre” para conmemorar los 15 años de la escuela, donde muestra la dinámica y proyecto de la escuela, narrado por Josefa Martín Luengo.

Esta etapa finalizará con otra importante crisis interna. Al salir la primera promoción y a la luz de la realidad existente en ese momento, comenzamos a plantearnos los errores que habíamos cometido para no alcanzar plenamente los objetivos y fines deseados.

Uno de los aspectos importantes que van a determinar el comienzo de esta crisis interna, es que las personas de la cooperativa, que a lo largo de los años habían venido ayudando económicamente a la escuela – siempre deficitaria-, son en su mayoría padres y madres de alumnos y alumnas que había concluido la etapa o estaban próxim@s a terminarla, por lo que se comenzó a detectar una progresiva falta de interés por mantener los compromisos que habían adquirido cuando sus criaturas eran pequeñas.

Por otra parte, dentro del colectivo educador, comienza a haber una diversidad de opiniones referente a radicalizar el proyecto o no, porque a la vista de los resultados, había que variarlo si deseábamos que la escuela siguiese siendo una escuela libre y no una escuela progresista de carácter burgués.

Un elemento importante que nos verifica la necesidad de volver a los principios iniciales es que, a la vista de los resultados académicos que obtienen las primeras promociones, hay una enorme demanda de matrículas en la escuela, lo cual para una escuela libertaria era indicativo que no cumplía los principios libertarios.

Las causas de este incremento de alumnado hay que encontrarla en estos aspectos:

  • Se es más flexible a la hora de admitir al alumnado que no tiene una ideología afín.

  • La igualdad en la cantidad de enseñanza para tod@s. no se cumple, ya que algunos chicos y chicas asisten a  diferentes clases extra-escolares según los deseos de sus padres-madres de recibir una educación “más y mejor” que el resto, por lo que se producen diferencias sociales y educativas.

  • La dinámica asamblearia va siendo rechazada por el alumnado, al conocer un sistema autoritario (clases        particulares o actividades extra-escolares), más fácil de asumir y de integrase en él que el de la libertad.

  • Este mismo aspecto, facilita la competitividad, la rivalidad y por ello la violencia.

 

Es decir, la educación burguesa se nos había colado por la puerta de nuestra debilidad y ahora demandaba lo que deseaba, que era lo siguiente:

  • Control de la escuela por parte de los padres y las madres, defendiendo la autoridad, la lucha de clases, la moral burguesa, la desigualdad, en definitiva, convertir la escuela libre en una escuela progresista puesta al servicio de la burguesía media, la ideología comunista y hasta de los cristianos progresistas.

  • Desde el colectivo del alumnado, las consecuencias se manifestaban en:

  • Rechazo del sistema asambleario.

  • Rechazo de la no-violencia

  • Rechazo del diálogo como forma de resolver los conflictos.

  • De la igualdad y de la crítica del sistema capitalista

  • De la convivencia autogestionaria.

  • De la igualdad en el trabajo

  • De los valores de la anarquía

  • Demanda de autoridad frente a la autonomía y la libertad personal y colectiva.

 

Por parte del colectivo educador y cooperativo. Una parte va a querer mantener una escuela progresista y otro una escuela libre; por lo que se produce la escisión. Se opta por luchar por una Escuela Libre y ello supone:

  •     Disminución del alumnado y de los ingresos de la escuela.

  •     Rechazo social más intenso y críticas constantes para que no se matricule nadie y la escuela tenga que                       desaparecer por quedarse vacía.

 

La confrontación entre ambas opciones es dura. Finaliza de la siguiente manera:

Una parte de la cooperativa, incluíd@s todos los padres y las madres, menos una madre, que sus hijos e hijas habían finalizado la educación básica y una pequeña parte del colectivo educador, abandonaron el proyecto. El resto seguimos luchando y defendiendo la escuela de la anarquía. Al tiempo que estas personas abandonan el proyecto, otras se van a incorporar a él, ya que Lidia llega desde Vitoria y Mabel y Eloy desde León.

El proyecto se retoma y comienza a abrirse a otras actividades de carácter libertario. Se crea el grupo de “Mujeres por la Anarquía”, con las mujeres del colectivo y algunas otras afines.

Esta etapa que comenzó con 95 alumn@s y llegó a superar el centenar, terminará con 74

 

REFLEXIONES SOBRE ESTA ÉPOCA:

Este tiempo se caracteriza por una primera   crisis, producida por los replanteamientos del proyecto, sus consecuencias van a originar una fuerte crisis interna.

Por un lado, ya han terminado su aprendizaje básico todos y todas las criaturas cuyos padres o madres pertenecían a la Cooperativa; por lo que su interés en el proyecto desciende ampliamente. Por otro lado, comienza a bajar el número de alumnado, los ingresos son mucho menores.

Y cuando se debe comenzar por variar el proyecto, basándolo en los valores de la anarquía, el respeto a la libertad individual y colectiva y la búsqueda de formas de convivencia igualitaria entre los géneros, también el colectivo educativo se enfrenta y se escinde al final de esta etapa. Los bloques de oposición se establecen entre:

  •     Mantener una escuela progresista para la clase burguesa.

  •     Recuperar una Escuela Libre bajo los parámetros de la Ética de la Anarquía.

 

Al final y después de la escisión y los ataques que sufre la escuela y el colectivo; se mantiene la Escuela Libre, La escuela de la Anarquía, el Aprendizaje Autogestionario.

Los grupos de alumnado que en edad adolescente y puberal se encuentran en la escuela en esta época, son quienes más se perjudican de esta crisis; porque al faltar la coherencia de criterios y existir una fracción que se encuentra más cercana a sus preferencias individualistas y egocéntricas, no van a llegar a alcanzar un grado de madurez suficiente como para integrarse en otros grupos sociales con una escala de valores distinta, lo cual se dejó notar en los primeros años de Instituto, pero luego, con edades mayores, se empiezan a ver algunos cambios y algunos resultados.

El Boletín de la escuela, sigue saliendo hasta el final de la etapa, y aparece un nuevo boletín que va a publicar el grupo educador que permanece y que se llamará “A Rachas”.

Las criaturas se siguen presentando al examen de Graduado Escolar, y evidenciamos, cómo l@s. alumn@s. que habían ingresado en Paideia, procedentes de otros sistemas, tenían serias dificultades para obtener el título, aunque al final lo consiguieron. Así mismo, cierta parte del alumnado que había ingresado en la escuela fracasados de otros sistemas, consiguieron alcanzar el título y acceder a otros niveles de enseñanza.

Entre las personas que abandonaron el proyecto y llevaron a sus hijos e hijas a otras escuelas, se encuentran, sobre todo, el colectivo de la clase médica, el colectivo de ideología comunista y el colectivo cristiano.

 

CUARTA ETAPA: 1996-2000

Esta etapa se va a caracterizar por una vuelta al proyecto inicial. La Autogestión va a ser la estructura fundamental de la dinámica vivencial -educativa de la escuela. Las Asambleas son de nuevo el órgano decisivo y consultorio, de todo lo que se hace. Los valores de la anarquía vuelven a suponer la base de la educación en y para la libertad. Se realizan de nuevo proyectos integrando en ellos las experiencias adquiridas. Se amplían las etapas educativas.

Por abajo, comenzamos a admitir a criaturas de 18 meses Por arriba, se alarga hasta los 16 años, al entrar en vigor la LOGSE.  

Continuamos con la Campaña de Alfabetización y en 1998 será el último curso que se realice. Seguimos con el nuevo   boletín de la escuela “A Rachas” y los chicos y las chicas comienzan a tener sus propios boletines: “A Rachitas” y “A rachorras”, según sus grupos de edad.

Comenzamos las acampadas Autogestionarias para gente joven, para tener experiencia de libertad con el alumnado de la escuela y criaturas de otras comunidades, cuyos padres y madres tienen ideología libertaria, con la colaboración de Mujeres Libres de Madrid. El primer año 1996 estuvimos en un pequeño pueblo de León, Cuadros; siguieron Quintanilla de Somoza (León), Herces (La Rioja), Cam Fulló cerca de Mataró (Barcelona), Cedillos (Cáceres) Cada año con más gente y cada año con más implicación por parte de l@s participantes.

Se publica el folleto ”Paideia, escuela libre” 1999, donde  se explica de forma breve  los conceptos y términos que se manejan constantemente para poder entender mejor la dinámica de la escuela.

 

 Empiezan a acudir cada curso más personas a realizar las prácticas en la escuela. Se hacen muchos trabajos sobre el proyecto de Paideia. Se publica en varias revistas españolas y extranjeras, la dinámica de funcionamiento y las bases ideológico-pedagógicas. Las visitas a la escuela se amplían de tal manera que hay que regularlas para que no interfieran la dinámica normal. Las madres y los padres que han dejado a sus hijas e hijos en la escuela colaboran más que nunca con el proyecto libertario, lo cual se nota profundamente en las personalidades del alumnado, en su mayor concientización ideológica y social, su madurez social y la práctica de los valores éticos de la anarquía.

La asamblea ha recuperado su carácter consultivo y decisorio. La Autogestión se realiza con la participación de todas las personas que formamos el colectivo. Lo mismo sucede con el Colectivo Educativo. La Cooperativa ha dejado de tener participación en la Escuela. El Colectivo es la base y el órgano decisivo y de discusión.

La libertad no sólo es individual, sino que lo es también Colectiva. Sale la primera promoción de Secundaria, que se incorpora a tercero o cuarto de ESO, en los Institutos. Sus características personales indican claramente que han recibido un tipo de educación diferente. Se caracterizan por:

Sentido de la responsabilidad.

Defensa de la libertad y la justicia

Tolerancia y diálogo

Defensa de los valores de la Anarquía.

Transmisión de la ideología anarquista en sus trabajos de clase.

Crítica social y del sistema de enseñanza tradicional.

No dejan de tener contacto con la escuela; lo hacen de una manera permanente. Y destaca su forma de relacionarse con las personas de su edad o adulta. El grupo de "Mujeres por la Anarquía", se ha ampliado considerablemente. Publica una revista, "Igualancia". Las actividades se han transformado en Talleres participativos en dónde se trabaja fundamentalmente los valores. El trabajo manual e intelectual cada vez se establece con mayor igualdad. La relación con l@s  educador@s  cada vez es de mayor compañerismo. Se ha recuperado: La igualdad, la Solidaridad y por ello la LIBERTAD.

Como consecuencia de la gran crisis de la etapa anterior el alumnado baja considerablemente, comienza con 63 alumn@s y termina con 43 alumn@s.

Fue en esta etapa cuando hubo un ataque frontal con especuladores de la zona colindante con la escuela. Los cuales vallaron el camino de acceso impidiendo el acceso del autobús escolar a la escuela, a la vez que se aprobó un Plan de Urbanización, que contempla que dos carreteras van a pasar por ambos edificios de la escuela, no existiendo en la zona ninguna otra construcción.

Las protestas fueron fuertes y mantenidas durante mucho tiempo, se tardó en resolver el problema, a pesar de saber que había una sentencia que indica que se debe quitar la citada valla.  

En noviembre de 2000, por fin, y después de una larga lucha, conseguimos que nos liberasen de la VALLA.

El día que la quitaron todos los grupos sociales que integran la escuela se dieron cita en Paideia para restablecer el derecho que nos habían arrebatado.

Fue un momento bonito y emotivo, porque todas y todos con la música de fondo de “A desalambrar”, nos lanzamos a quitarla y a ocupar el espacio que nos habían “acotado” los especuladores de turno.                                                                                                                           OTRA BATALLA HABÍAMOS GANADO.

QUINTA ETAPA: 2001-2009

Es esta etapa continua la línea que se comenzó la etapa anterior.

Paideia cumplió 25 años. Hubo celebración.

De esta época son los monográficos de Educación Libertaria y de Diferentes escuelas.

Durante el curso 2004-2005, se incorporan a la escuela dos niños ingleses. Es la primera experiencia con niños de otros países y otro idioma.

En estos años han llegado a la escuela niñ@s provenientes de otras comunidades autónomas: Euskadi, Cataluña, Andalucía.  

Se ha incrementado mucho el número de alumn@s en prácticas durante este periodo proveniente de diferentes distritos universitarios: Euskadi, Cataluña, Extremadura, Andalucía, Madrid, Castilla León, Castilla la Mancha, Galicia, Valencia, Aragón, Suiza.

Se abrió la página web: paideiaescuelalibre.org con importante información, fotos, bibliografía, actividades y foro de debate.

El interés por conocer la escuela se ha incrementado enormemente, en solo un año las visitas que se han recibido han sido de 103.

Se realizaron encuentros de Escuelas Alternativas, en Madrid (2002) ,Paideia (2004)

Se escribió y publicó el libro de “Paideia, 25 años de Educación Libertaria. Manual teórico-práctico” Josefa MARTIN Luengo, 2006, lo editaron un grupo de jóvenes libertarios bajo el nombre de Ediciones Villacañera junto con su autora.

Continuamos haciendo el boletín “A Rachas” y las niñas y los niños “A Rachitas”, “A Rachorras” y” A Rachurras”

El folleto “Paideia: Escuela libre” se ha traducido al inglés y al portugués.

Durante esta etapa se ha seguido realizando las acampadas autogestionarias, siendo lo más novedoso el incremento de jóvenes sobre todo entre los 18 y 23 años provenientes de distintas comunidades autonómicas.

Estuvimos en Boñar, La Vecilla (León), en Navacepedilla de Corneja, Piedralaves, Gavilanes (Ávila), Romangordo, Baños de Montemayor (Cáceres) y Aldeadávila (Salamanca).

Así mismo, se comenzaron a realizar, en la primera semana de septiembre, cursos de pedagogía libertaria. El primero fue en el 2003. L@s participantes, de diferentes edades y profesiones, llegad@s de distintas comunidades autonómicas, en ocasiones de Portugal, Brasil, México.

Durante esta etapa, comenzamos con 50 alumn@s, baja a los 40 niñ@s y finaliza con 63 alumn@s, aunque lentamente va aumentando

En este tiempo es cuando urbanizan toda la zona donde está la escuela, asistimos a una transformación brutal del entorno. Desaparece todo el olivar que rodea la escuela y es sustituido por calles asfaltadas, farolas, árboles ornamentales de otras latitudes…  todo ello acompañado de gran estruendo y movimiento en el terreno que toda la comunidad que formamos Paideia tenemos que soportar durante muchos meses. Siguen sin tener en cuenta la edificación de la escuela que la quedan, después de la aparatosa intervención de las constructoras, en un hoyo, con dificultades para acceder al alcantarillado, expuesta a inundaciones en la temporada de lluvias y privada de un entorno natural.        

Afortunadamente la escuela dispone de mucho espacio verde y. una vez que traspasamos la verja de entrada sigue como siempre, con sus areneros, frondosos árboles y mucha zona de juego.

Durante este periodo hemos acudido a diferentes localidades a impartir cursos y exponer la dinámica de la escuela: Valladolid, Salamanca, Palencia, Madrid, Cáceres, Huelva.  También hemos viajado para presentar el libro “25 años de educación libertaria” a distintas localidades y ateneos.

Después de 26 años, el Ayuntamiento de Mérida se da cuenta de que hay una escuela libre en su municipio, y nos pone ¡UN CARTEL INDICATIVO!!!!

El Colectivo de Mujeres por la Anarquía ha realizado en este periodo diferentes actividades. Dos han sido las que se han mantenido en el tiempo: contra la violencia de género y contra la guerra de Irak. Ha seguido publicando Igualancia y La Ortiga Libertaria.

Las personas que forman la cooperativa que autogestiona la Escuela Libre, son por orden cronológico de permanencia en ella: Josefa Martín Luengo, Mª Concepción Castaño Casaseca, José Luis Viviens Domínguez, Mª Eulalia Viviens Domínguez, Teresa Cortés Chamorro, Olalla Mata Álvarez, Lidia Martínez Gómez de Segura, Fernando Cabrero Rubio.

Otras personas que apoyan al colectivo con más o menos implicación y responsabilidades son: Rebeca Alvarado Cortés (más tarde se incorpora al colectivo educativo), María Isabel Antón, Gloria Blázquez Vidal, Antonia Mata Álvarez, Amalia Pizarro Ortiz, Alberto Martín Mellado, Ana Sánchez.

Esta etapa termina con el fallecimiento de Josefa Martín Luengo, Pepita, el 1 de julio de 2009.

Una dolorosa, insalvable, irremplazable pérdida. Impulsora de la Escuela, la maestra de tod@s las personas que formamos el colectivo Paideia. Colectivo que, junto con la escuela, ella formó, cuidó y cedió todo su proyecto. Tod@s quedamos desconsolad@s.

Ahora Paideia se enfrentaba a seguir caminando sin Josefa.

Desde su creación hasta el momento de su fallecimiento. Josefa Martin Luengo estuvo en la escuela, dinamizando, coordinando.

 

SEXTA ETAPA: 2009- Actualidad

Tras la pérdida de Pepita, como es conocida en el entorno de Paideia, el respaldo de todos los colectivos que formaban, de alguna manera, Paideia, la escuela (alumnado, madres, padres, educador@s) la acampada, curso de pedagogía, mujeres por la anarquía, mujeres libres de Madrid y todo el movimiento libertario en general, aunamos fuerzas con el único propósito de seguir, avanzar y continuar con Paideia.

Pepita murió el 1 julio y el 1 de agosto comenzaba la XIV acampada autogestionaria para gente joven que este año 2009 sería en Navamorcuende, un pueblecito de Toledo, en el albergue el Chortalillo. Hasta ahora ha sido donde más participantes asistieron, gente que venía por primera vez, jóvenes de los primeros años que querían y necesitaban estar apoyando la acampada y memorando a su compañera Pepita, compañer@s de Madrid del movimiento libertario que siempre han estado junto a Paideia. Fue intensa, tod@s querían que saliera bien y se consiguió.

En septiembre de ese año se realizó un homenaje a Pepita en la Escuela, su escuela, en Paideia, donde asistieron much@s compañer@s del movimiento libertario venidas de distintas comunidades y un gran número de familias que en algún momento habían tenido a sus hij@s en la escuela, antigu@s alumn@s, jóvenes de los campamentos, personas relacionadas con la educación… fue un acto muy entrañable.

Ahora nos tocaba continuar con su proyecto, con nuestro proyecto.

En este periodo, el número de alumnado ha sido positivo en la actualidad es de 74 niñ@s con edades comprendidas entre los 2 años y los 14 años.

Hemos continuado realizando las acampadas en la primera quincena de agosto. Estuvimos de nuevo en Baños de Montemayor (Cáceres), en Madrigal de la Vera (Cáceres), en San Martín de la Vega del Alberche (Ávila) dos años consecutivos. El resto de los campamentos hasta la actualidad, los hemos realizado en Pasarón de la Vera (Cáceres) salvo los dos últimos por causa de la pandemia. Siguen teniendo mucha aceptación y todas las personas que asisten disfrutan mucho, crean lazos muy intensos de amistad y están deseos@s de volver a reencontrarse. Las edades de l@s participantes están, últimamente entre los 10 años y los 20 aproximadamente.

Hemos continuado igualmente, asistiendo a jornadas de educación donde nos han invitados, siempre que nos ha sido posible: estuvimos en Oviedo, en Hervás (Cáceres), en un pueblo de la comarca de la Axarquía en Málaga, en la Universidad de Cáceres, en Badajoz, en Córdoba, en Madrid.

Se publicó el monográfico “Escuelas Alternativas” en octubre del 2.012 y la segunda edición de” 25 años de Educación Libertaria. Manual teórico-práctico” Josefa Martín Luengo. Editorial FAL, 2017.

En esta etapa también falleció a finales de 2013, una compañera del colectivo Paideia, Teresa Cortés Chamorro, siempre estuvo participando, colaborando y siendo muy activa en el proyecto. Formaba parte igualmente de la Cooperativa que gestiona la escuela y del grupo anarcofeminista Mujeres por la Anarquía. Una pérdida muy importante para el Colectivo.

El curso de Pedagogía Libertaria también se continuó realizando, aunque la pandemia lo ha paralizado.

Hemos recibido a estudiantes de prácticas, visitas de personas interesadas en el proyecto.

En los alrededores de la escuela están empezando a construir.

Aún estamos padeciendo las consecuencias de la urbanización de esta zona, con inundaciones en la época de lluvias. El ayuntamiento de Mérida se ha comprometido a solucionarlo y estamos esperando que esto suceda.

La escuela ya lleva 43 años funcionando, por lo que podemos decir, que está totalmente integrado en la localidad y en los círculos dedicados a educación.

 Durante la pandemia hemos tenido que realizar algunos cambios para que fuera posible llevar a cabo todos los protocolos que requería esta situación. La parte de la dinámica donde la gestión la hacía el alumnado se ha tenido que reducir para correr el mínimo riesgo.                        

Como la escuela dispone de mucho espacio exterior, hemos trasladado toda la actividad, siempre que el tiempo lo ha permitido, al patio. En Extremadura disfrutamos la mayor parte del año de buena temperatura y mucho sol.      

La responsabilidad y el compromiso de todas las personas que formamos Paideia: madres, padres, niñas, niños de todas las edades…; ha sido excelente. No hemos tenido que cerrar ningún día la escuela, ni ningún grupo ha tenido que hacer cuarentena.      

El proyecto Paideia, la Escuela Paideia está actualmente en plena forma, seguimos trabajando y viviendo bajo los valores y la ética de la anarquía; no siempre es fácil porque las influencias de la sociedad, sumamente consumista y competitiva, hace que continuamente tengamos que replantear el quehacer educativo. El perfil de las madres y los padres que llevan sus hijas e hijos a la escuela ha ido cambiando a lo largo de la trayectoria de Paideia. Seguimos teniendo muy claro que las actividades extraescolares de cualquier tipo, interfiere en la dinámica de la escuela. La libertad que fomentamos sigue siendo la libertad responsable, que es incompatible con el dejar hacer y con el individualismo. Optamos igualmente por la libertad colectiva.

En estos años han pasado varias educadoras por la escuela que han colaborado durante un tiempo, de las cuales, Alba Huecas Araujo (antigua alumna de Paideia) y Cristina Vigil López se incorporan al colectivo de manera más estable, también forman parte de la cooperativa.  

Todas las personas que formamos el colectivo Paideia continuamos con la mismas ganas, ilusión y compromiso que cuando nos fuimos incorporando.                                                                                            

La página www de la escuela inicia una nueva andadura, que ha hecho posible Paula Emma Cabrero Viviens, antigua alumna y colaboradora actual de la escuela. Se han realizado algunos cambios que nos han propuesto las personas que suelen visitarla y esperamos que sirva para acercar aún más a l@s interesados en educación libertaria a PAIDEIA.

 

COLECTIVO PAIDEIA