La Anarquía. Mujeres libres: luchadoras libertarias.

La agrupación de Mujeres Libres nació de la fusión del Grupo Cultural Femenino(CNT) de Barcelona, y la de las Mujeres Libres, Madrid.

Más información

Ficheros adjuntos

La anarquía Mujeres libres: luchadoras libertarias

Etiquetas

Mujeres para la Anarquía

El primero surgió a finales de 1934 a consecuencia de la revolución de Asturias.
Meses después de esta revolución frustrada se hacía un llamamiento a las mujeres del movimiento libertario, para que asumieran su condición de obreras concienciadas, tomando parte activa en las decisiones laborales y sociales, en fábricas y talleres.


Mujeres Libres nació de un grupo de mujeres que en abril de 1.936, comenzaron a preparar la publicación de la revista, que llevaba el mismo nombre de la organización, dedicada a  “cultura y documentación social” con el fin de interesar a las mujeres en temas sociales y atraerlas a las ideas libertarias.


Las fundadoras de la organización Mujeres Libres eran tres: Lucía Sánchez Saornil, Mercedes Comaposada y Amparo Poch y Gascón.
El núcleo inicial de mujeres anarquistas que fundaron la revista “Mujeres Libres” se fue ampliando hasta incorporar a otras mujeres interesadas en mejorar la educación social y profesional de las jóvenes que acudían a las clases de la Federación Local de Sindicatos de Madrid.
De ellas surgió  la primera agrupación de la organización Mujeres Libres.
En septiembre de 1936, el “Grupo Cultural femenino”, núcleo de mujeres libertarias de Barcelona, se unió a la agrupación de Madrid.
Durante los dos años siguientes, la organización fue extendiéndose por la zona republicana del país. La región con más agrupaciones de Mujeres Libres fue Cataluña, dónde se alcanzó el número de 40 agrupaciones en diversos pueblos y ciudades.
En Madrid, existían agrupaciones en 13 barriadas, y en la región del centro 15 agrupaciones, principalmente en Guadalajara.
También proliferaron en Levante, con 28 agrupaciones. En Aragón, se han citado 14.
El total de agrupaciones de mujeres libres, parece que ha sido de 147, que reunían a unas 20.000 afiliadas, en su mayoría de clase obrera.


El objetivo inicial de Mujeres Libres fue: LA EMANCIPACION DE LA MUJER Y SU CAPACITACION PARA EL MOVIMIENTO LIBERTARIO.
La postura política de Mujeres Libres se definía por la necesidad de llevar a cabo la Revolución Social.
Mujeres Libres, como organización libertaria, se identificaba con las aspiraciones del movimiento libertario español. , y consideraba la organización femenina como parte integrante de este movimiento.


La organización femenina libertaria representaba una experiencia innovadora dentro del mundo del anarcosindicalismo, del anarquismo español y del feminismo.


Mujeres libres no es únicamente una organización libertaria, sino también feminista.


Mujeres Libres partía de una doble conciencia: en primer lugar, una conciencia social y política, que se identifica con los intereses de la clase obrera y, en segundo lugar, una conciencia feminista que les hacía reivindicar la liberación de la mujer de su estado de opresión como mujer.
Esta característica de feminismo proletario es quizás el elemento más original de la organización.


Para Mujeres Libres la cuestión trascendental no era la liberación de la mujer en sí, sino que consideraban que ésta debía plantearse dentro del marco más amplio de emancipación  de la clase obrera.


Sus aspiraciones eran las de establecer una sociedad en la que existiera una igualdad auténtica de derechos y deberes entre los sexos y cuyo sistema social se basara en el Comunismo Libertario, para ellas, conseguir este objetivo pasaba por derrocar una sociedad patriarcal, así como el autoritarismo masculino.


Pensaban que la cultura y la educación eran  instrumentos de la revolución Social.
Estimaban que una sólida formación cultural ayudaría, además, a aumentar la independencia de la mujer, por sí misma, a formar opiniones propias sobre problemas de diversa índole.
La labor cultural de Mujeres Libres se desarrolló principalmente a través de los Institutos de Mujeres Libres de Madrid y Valencia, y del Casal de la Dona Traballadora en Barcelona.
Uno de sus vehículos de cultura, fue la revista “Mujeres Libres”, de la cual se publicaron unos 13 números.
Mujeres libres consideraban que la mujer debía incorporarse a la producción y no limitarse a un trabajo en el hogar.
La base de la independencia de la mujer y, por lo tanto, de su emancipación, residía en su independencia económica. Por consiguiente, para lograr su independencia económica, tan esencial para la realización de su LIBERTAD PERSONAL y SOCIAL, la mujer tenía que trabajar.


Para Mujeres Libres, la dependencia económica de la mujer, en la mayoría de los casos, la esclavizaba y le quitaba libertad sexual.
Criticaban a quienes consideraban a la mujer un mero objeto sexual cuya función era la de satisfacer el deseo sexual masculino. La libertad sexual, que se realizaba, según l@s. Anarquistas, en el amor libre, debía ser una superación y una sublimación del amor en el que, en un plano de completa independencia, se alcanzaría una  compenetración entre el hombre y la mujer a todos los niveles.


También afirmaban, que la maternidad no era más que una de las múltiples posibilidades de la mujer para realizarse.


Por otra parte, la prostitución mereció especial atención de Mujeres Libres que concibió, como medio para resolver este problema( de esclavitud sexual de la mujer), la formación de unos “Liberatorios de prostitución”(centros de rehabilitación y reinserción social).
La educación y la pedagogía eran otros de los temas por los que se interesó la organización; considerando que eran instrumentos de la revolución social importantísimos.
Rechazaban cualquier tipo de autoritarismo en la escuela, así como cualquier manipulación política de l@s. Niñ@s.
Decían que se debía facilitar a la infancia y a la juventud una educación racional que les llevará por sí mism@s. A sostener, una vez adult@s. Sus propias convicciones políticas.Y deberían educarse en colectividad.


Las finalidades de la agrupación anarquista Mujeres Libres son:


1.-Emancipar a la mujer de la triple esclavitud a que, generalmente, ha estado y sigue estando sometida: esclavitud de ignorancia, esclavitud de mujer y esclavitud de productora.


2.-Hacer de la Organización una fuerza femenina consciente y responsable que actúe como vanguardia en el movimiento revolucionario.


3.-Combatir la ignorancia capacitando a las compañeras cultural y socialmente, por medio de clases elementales, conferencias, charlas, lecturas comentadas, proyecciones cinematográficas, etc.
4.-Establecer un intercambio con Sindicatos, Ateneos y Juventudes libertarias, a fin de llegar a un engranaje que vigorice nuestro movimiento revolucionario.
5.-Llegar a una auténtica coincidencia entre compañeros y compañeras: convivir, colaborar y no excluirse, sumar energías en la obra común.
6.-Preparar una poderosa aportación femenina a la tarea revolucionaria constructiva, ofreciendo a la misma enfermeras, profesoras, médicas, artistas,puericultoras, químicas,obreras inteligentes: algo más efectivo que la sola buena voluntad llena de ignorancia.


Para el logro de todas estas finalidades crean Escuelas, Institutos, Bibliotecas; organizan conferencias, mítines, lecturas, etc, todo cuanto, en fin, tienda a despertar el interés de las mujeres por las cuestiones sociales y el afán de una renovación de costumbres y un mejoramiento del medio ambiente.


“Nuestra lucha-dice Soledad Estorach en 1938, no es simplemente por reivindicaciones económicas.Es eso y algo más.Se debaten en ella problemas trascendentes para la humanidad, avance o retroceso, dictadura o libertad.
La primera significa una ordenación de la vida colectiva bajo un sistema que anula al individu@. E imposibilita el libre desenvolvimiento de la humanidad.La segunda estimula a la  superación de la persona para que ésta pueda aportar a la sociedad el máximo de rendimiento tanto en el orden económico como en todos los demás aspectos humanos.


“Sabemos que de nosotras depende , en gran parte, la posibilidad de un avance social.
La mujer como compañera del hombre y madre del niño y de la niña, y , mediante el desarrollo de su propia personalidad, como mujer, ha de influir de modo decisivo en la superación del hombre.”
Soledad Estorach. “Tierra y Libertad.” Diciembre de 1.938.


La Agrupación Mujeres Libres no la forman mujeres manejadas y exhibidas por direcciones masculinas más o menos ocultas.Ni es un grupo que pretenda pugilatos feministas frente a sus compañeros.La Agrupación Mujeres Libres  tiene una razón de ser fundamental, que es la de su origen: capacitar a las compañeras para que, desde un más alto nivel de cultura y sentido social, íntegramente dueñas de su personalidad femenina y humana, puedan trabajar al lado de los compañeros con toda consideración y máximo rendimiento.



El hombre revolucionario que hoy lucha por su libertad, solo combate contra el mundo exterior. Contra un mundo que se opone a sus anhelos de libertad, igualdad y justicia social. La mujer revolucionaria, en cambio, ha de luchar en dos terrenos: primero por su libertad exterior, en cuya lucha  tiene al hombre de aliado por los mismos ideales, por idéntica causa, pero, además, la mujer ha de luchar por su propia libertad interior, de la que el hombre disfruta ya desde hace siglos.
Y EN ESTA LUCHA LA MUJER ESTA SOLA.


Es difícil para la mujer determinar exactamente sus ligaduras interiores. Una vez conocida, ha de ser INEXORABLE CONSIGO MISMA; ha de renunciar, en primer término, a la COMODA COSTUMBRE.
Sola ha de llegar a este convencimiento y sola tiene que luchar, nadie sino el AMOR A LA LIBERTAD la puede ayudar en esto.


La revolución ha de comenzar desde abajo. Y desde dentro.
Dejad que entre el aire en la vida familiar, vieja y angosta. Educad a los niños y a las niñas en libertad y alegría, amad por encima de todo la libertad.


LA VIDA SERÁ MIL VECES MÁS HERMOSA CUANDO LA  MUJER SEA REALMENTE “ UNA MUJER LIBRE”.


MUJERES LIBRES


 


 


 


 


 


BIBLIOGRAFIA:
NASH, Mary
“Mujeres Libres”: España 1936-1939
Ed. Tusquets, Barcelona-1976



NASH, Mary
“Rojas”
Ed. Taurus.Madrid-1999



“Mujeres Libres “ : Luchadoras Libertarias
Prólogo de Antonina Rodrigo
Ed.Fundación Anselmo de Lorenzo.
Madrid-1999


ACKELSBERG, Martha A.
“Mujeres Libres”.
Ed. VIRUS. Barcelona-1999


BERENGUER,Sara(Mujer Libre)
“Entre el sol y la tormenta”
Treinta y dos meses de guerra )1936-1939)
Ed.SEUBA.Bracelona –1988


STROBL,Ingrid.
“Partisanas”
La mujer en la resistencia armada contra el fascismo y la ocupación alemana (1936-1939)
Ed. VIRUS. Barcelona –1996


RODRIGO,Antonina.
“Mujer y exilio” 1939
Ed.Compañía Literaria.Madrid-1999