La Mujer y la guerra

Varios artículos sobre la situación de la mujer en las guerras

Más información

Ficheros adjuntos

La mujer y la guerra Varios artículos sobre la mujer y la guerra

Etiquetas

Mujeres para la Anarquía

“Aunque se ha observado un avance constante en la articulación e implantación de los derechos de la mujer en muchos países, en otros se ha registrado una vuelta a la barbarie.
Algunos estados han encontrado en el uso sistemático de la violencia sexual contra las mujeres un arma de guerra para degradar y humillar a poblaciones enteras.La violación es el crimen más detestable cometido contra la mujer, la violación en masa es una abominación...”


Eren Keskin es abogada y activista de derechos humanos en Turquía.Ha sido hostigada repetidas veces por defender a miembros del partido de los trabajadores Kurdos, grupo Kurdo armado que mantiene un enfrentamiento con el gobierno..Ha recibido amenazas de muerte, le han disparado, un agente de policía la ha agredido físicamente y la han detenido arbitrariamente y sometido a malos tratos para impdir llevar a cabo su trabajo-Keskin también se ha enfrentado a una sentencia de dos años de cárcel por “propaganda separatista” al haber enviado un mensaje al parlamento belga sobre el conflicto en el sureste de Turquía.
Aghate Uwilingiyimana fue una de las primeras víctimas de las que se tuvo noticia en la matanza en masa de Ruanda, en abril de 1994.Era la primera ministra del país.La mataron miembros de la Guardia presidencial cuando estaba refugiada en el centro de propaganda de las naciones Unidas para el desarrollo , en Kigali, la capital de Ruanda. Su muerte y la de otros ministros del gobierno parece haber sido planeadas con mucha antelación por el gobierno.


Angélica Mendoza de Ascarza, de 70 años de edad, ha reaparecido recientemente después de permanecer dos años escondida en perú.Es presidenta de la asociación nacional de familiares secuestrados, detenidos y desaparecidos, de los que hay varios miles en Perú. En septiembre de 1992, su nombre apareció en una lista de presuntos colaboradores de la oposición armada que el presidente del Perú, Alberto Fujimori, dio a conocer a la prensa.Se dictó uina orden de detención contra ella, quien a la vez se ocultó y comenzó a luchar para limpiar su nombre.Más tarde fue exculpada.


Aung San Suu Kyi lleva casi seis años sometida a arresto domiciliario en Myanmar por atreverse a enfrentarse al gobierno.El partido del que fue cofundadora en 1988, la Liga Nacional para la Democracia, obtuvo una aplastante victoria en mayo de 1990, cuando ella ya estaba detenida. El gobierno militar se negó a reconocer los resultados de las elecciones y detuvo a la mayoría de los líderes del partido.Aung San Suu Kyi nunca ha sido juzgada.Su nombre y su detención alcanzaron fama internacional en 1991, cuando se le concedió el Premio Nobel de la Paz.


En febrero de 1994 la doctora Homa Darabi , se dirigió a una de las calles más concurridas de Teherán, la capital de Iran, se arrancó su pañuelo y su Chador, se roció con gasolina y se prendió fuego.Ya envuelta en llamas , grito: “¡Abajo la tiranía ¡Viva la libertad!”.Darabi, profesora de Psiquiatría infantil en la Universidad de teherán, había sufrido el acoso constante de las fuerzas de seguridad por no seguir el estricto código indumentario islámico, hasta que en diciembre de 1991, dimitió.


Estas cinco mujeres, procedentes de los cinco continentes del mundo, son – o fueron – mujeres ejemplares de los años noventa.Simbolizan a los millones de mujeres para las cuales esta década ha significado terror, privaciones y la necesidad imperiosa de luchar por la justicia, pero cuyas vidas se han mantenido en gran medida ocultas para la historia.


Hoy en día lo que une a las mujeres de la Tierra.-trascendiendo de la clase, la raza, la cultura, la religión, la nacionalidad y el origen étnico- es  su vulnerabilidad a los abusos contra sus  derechos humanos fundamentales y su dedicación a reclamar estos derechos.


Las mujeres son las víctimas invisibles de los años noventa, las masas sin rostro que componen el fondo de los lienzos que retratan el terror y las penalidades.La mayoría de las víctimas de las guerras son mujeres y niñ@s. : la mayoría de los refugiados y desplazados son mujeres y niñ@s. , la mayoría de los pobres del mundo son mujeres y niñ@s. –Y si las violaciones de los derechos humanos de las mujeres siguen rampantes en porque,en su mayor parte,permanecen ocultas.


El gran fracaso de los gobiernos del mundo no es sólo que hayan sido incapaces de garantizar a las mujeres sus derechos sociales, económicos y culturales, sino que tampoco han sido capaces de impedir la violación de sus derechos civiles y políticos- el derecho a no ser torturadas, asesinadas,”desaparecidas”, detenidas o encarceladas arbitrariamente, . y en algunos casos incluso la han apoyado.Ciertos abusos , como los sexuales, cometidos por agentes del gobierno, están dirigidos fundamentalmente hacia la mujer.


La violación deliberada de los derechos Humanos de las mujeres es un componente fundamental de la estrategia militar en todas las partes del mundo.


La responsabilidad de los abusos contra las mujeres va más allá de los gobiernos.Con el crecimiento de los conflictos nacionalistas, secesionistas y étnicos que amenazan a todas las regiones del mundo con violencia y derramamiento de sangre, se ha visto cómo los grupos de oposición armada  adoptan métodos similares de represión y terror para conseguir sus objetivos. En todas las regiones del globo, los grupos de oposición armada han matado,violado, maltratado o tomado como rehenes a mujeres.


Las mujeres corren un doble peligro.Discriminadas por ser mujeres, tienen también las mismas probabilidades que los hombres, cuando no más, de convertirse en víctimas de violaciones de derechos humanos.


“Los derechos humanos. Un derecho de la mujer
                            EDAI
                             Amnistia Internacional-Madrid –1995


 


LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER


“En su definición de lo que es la “violencia contra la mujer”.La declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de la ONU establece que ésta abarca, además de la violencia física, sexual y psicológica en el ámbito familiar, incluídas las palizas, el abuso sexual de las hijas en el hogar,la violencia relacionada con la dote, la violación en el seno del matrimonio, la mutilzación genital femenina y otras prácticas tradicionales dañinas para la mujer, la violencia fuera del ámbito conyugal y la violencia ligada a la explotación, la violencia física , sexual y psicológica que tiene lugar dentro de la comunidad  general. Incluída la violación, los abusos sexuales, el acoso sexual y la intimidación en el trabajo, en las instituciones educativas y en cualquier otro lugar, la trata de mujeres y la prostitución forzada.


La amplitud y gravedad de tales prácticas debe ser reconocida para poder abordar en toda su amplituda el contexto en el que se producen las violaciones de los derechos humanos de las mujeres.


La violencia domástica, por ejemplo, es un problema internacional.En la mayoría de los países del mundo,
s la causa de la mayoría de los ataques violentos contra
mujeres.En muchos sigue siendo la principal fuente de violencia contra la mujer, aun estando prohibida por la legislación. En algunos, los hombres tienen derecho a pegar a sus esposas, en muchos pueden hacerlo sin temor a ser castigados, y es incontable el número de países en los que este problema no recibe un tratamiento serio.
El problema de la violencia doméstica atraviesa fronteras, culturas y clases.


La violencia doméstica relacionada con disputas por causa de la dote es un problema particularmente grave en la India, sobre todo en el norte del país.también se han registrado muertes por esta causa en las comunidades de inmigrantes fuera de la India, por ejemplo en el reino Unido..La  India cuenta  con una amplia legislación que se ocupa de la protección de los derechos de la mujer, pero existe un gran abismo entre los derechos de la mujer ante la ley y en la práctica.Las estadísticas oficiales resultan sorprendentes: en 1992, el número de muertes registradas por disputas a causa de la dote fue de 4.785, mientras que en 1993 rondaban las 5.000.


Como consecuencia de la mutilación genital femenina, se estima que 110 millones de mujeres sufren graves lesiones, que en algunas ocasiones pueden llegar a ser mortales, a lo largo de su vida adulta.. (unos dos millones de niñas son mutiladas cada año).


La mutilación geneital femenina se realiza en unos 20 países de África, en partes de Asia y Oriente Medio y en comunidades de inmigrantes en otras regiones, como por ejemplo, Europa.


Desde hace muchos años, las mujeres africanas se encuentran a la vanguardia de la campaña para erradicar esta práctica.


Millares de mujeres y niñas han caído víctimas del comercio de esclavos sexuales y domésticos.Esta industria internacional existe con el conocimiento y algunas veces la equiescencia de los gobiernos en cuyos países se desarrolla.Los informes sobre trata de mujeres y niñas provienen de diversos países, como Brasil,Myanmar (Birmania), Sudán y Tailandia.En los últimos años han llegado informes de China que hablan de la trata de mujeres como novias o mano de obra esclava en las zonas rurales.



LA MUJER Y LA GUERRA


La violación de las mujeres del bando perdedor por los soldados vencedores tiene una larga tradición.Los cruzados del siglo XII violaban a las mujeres en nombre de la religión.En el siglo XV,en la llamada Conquista de América, se produjo la violación en masa de las mujeres indígenas por parte de las fuerzas invasoras.Los soldados ingleses del siglo XVIII violaban sistemáticamente a las mujeres escocesas durante la dominación de Escocia.La violación fue un arma de terror utilizada por el ejército alemán en la Primera Guerra Mundial y un arma de venganza empleada por el ejército soviético en la Segunda Guerra Mundial.


Hace medio siglo, los Convenios de Ginebra prohibieron la violación en tiempos de guerra con la siguiente disposición: “Las mujeres serán especialmente protegidas...contra la violación, la prostitución forzada y todo atentado a su pudor”(Cuarto Convenio de Ginebra, artículo 27).


Pero a pesar de la prohibición a las mujeres se las viola. Se las aterroriza, se las degrada y se abusa de ellas. Y se las viola porque sus cuerpos son considerados un legítimo botín de guerra.


Las violaciones cometidas por las fuerzas armadas de Bosnia- Herzegovia han producido conmoción y consternación.Las mujeres han sido violadas en sus domicilios por soldados de su propia localidad o por forasteros que iban de paso.Soldados y guardiannes han violado a las prisioneras de guerra en los centros de detención.La violación de mujeres se ha perpretado de una forma organizada y sistemática: las han recluído en hoteles y otros edificios especificamente para que pudieran ser violadas por los soldados.


En uno de estos casos, los serbios raptaron en su pueblo a una muchacha de 17 años y la llevaron a una cabaña de un bosque cercano en junio de 1992.Allí permeneció retenida durante tres meses junto con otras 23 mujeres.Ella y otras 11 más fueron violadas repetidamente en la cabaña delante de las otras mujeres que, cuando trataban de defenderla eran golpeadas por los soldados.


Pero hay que considerar que en Bosnia-Herzegovina el ejército ha utilizado la violación para deshumanizar a sus oponentes en la mente de sus propios soldados, para desmoralizar y castigar a sus enemigos y recompensar a sus tropas.Como consecuencia, las mujeres han sido violadas no sólo por extraños, sino también por quienes fueron un día sus vecinos.


Practicamente  en todas las situaciones recientes de conflicto armado, tanto de carácter interno como internacional, se han tenido noticias de violaciones y abusos inflingidos s mujeres.


Las mujeres recluídas en campos de refugiados, algunas veces durante años, corren el riesgo de sufrir la violencia sexual por parte de los funcionarios y de otros  refugiados.Las mujeres y niñas que están solas son las más vulnerables y en algunas ocasiones han sido consideradas como propiedad sexual común, tanto por parte de los  guardias como de los refugiados.También se da la prostitución forzada.En los campos donde los hombres controlan la distribución de alimentos, las mujeres pueden verse forzadas por éstos a realizar actos sexuales a cambio de raciones de comuda o documentos esenciales.Cuando las mujeres solicitan asilo, se exponen a que los funcionarios les exijan sexo a cambio de obtener la condición jurídica de refugiadas.


 


DATOS PARA REFLEXIONAR...


En una guerra, el ganador no tiene que pagar.Los derechos Humanos no tienen prioridad alguna en ninguna guerra.
Sólo el 5% de las víctimas de la Primera Guerra Mundial eran civiles.En la segunda Guerra Mundial, esta cifra había aumentado hasta un 50%. A mediados de los noventa, aproximadamente el 80% de las víctimas de los conflictos han sido civiles, la mayoría de ellos mujeres y niñ@s.


A las puertas del siglo XXI, mujeres que no han tomado parte en los conflictos son asesinadas, violadas y mutiladas..Otras tienen que soportar la soledad y la vulnerabilidad de la separación y la pérdida de seres queridos.Las mujeres que tienen que sacar adelante a una familia en solitario se enfrentan a dificultades y privaciones, en una economía de por sí deformada por la violencia.
Millones de mujeres han perdido sus hogares, sus posesiones, sus amistades y sus raíces buscando la seguridad. Incluso aquellas cuyas familias vuelven a reunirse después de los conflictos suelen encontrar la violencia a manos de hombres embrutecidos por la guerra.


En numerosos lugares del mundo la proliferación de situaciones de conflicto armado está destrozando la vida de las mujeres.
Aunque muchos de los conflictos en los que se han cometido abusos contra los derechos de la mujer han surgido durante los años noventa, otros llevan décadas en marcha.
Los gobiernos tanto militares como civiles, dirigen operaciones de contrainseurgencia en las que las mujeres son violadas, torturadas y muertas,
Los derechos humanos – supuestamente protegidos por todo el peso del derecho internacional –sencillamente no se toman en cuenta.


IGUALANCIA
MUJERES POR LA ANARQUÍA