Decálogo para la mujer maltratada


  • No estás sola, lo que te pasa a ti ya le ha pasado a otras y sabemos cómo te sientes.

Más información

Ficheros adjuntos

Decálogo para la mujer maltratada No estás sola, lo que te pasa a ti, ya le ha pasado a otras y sabemos como te sientes

Etiquetas

Mujeres para la Anarquía

 



  • Si duda sobre si eres maltratada lo más probable es que lo seas.

  • Esta situación no es culpa tuya.

  • Él no va a cambiar por muy fuerte que sea tu amor y por muchas promesas que te haga.

  • Cerrar los ojos no hará que el problema desaparezca.

  • No debes aguantar una situación de violencia por la opinión de tu familia, el ·”qué dirán”, o por el futuro de tus hij@s., , que también sufren con la situación.

  • Si hay formas de dejarlo, aunque por el momento no veas la salida.

  • Eres más fuerte y más válida de lo que crees.

  • Si  te quieres a ti misma , es más válida de lo que crees.

  • Si te quieres a ti misma, es más probable que los demás te quieran y te respeten.


 



    CUANDO SE DEJA DE  SER VICTIMA DE VIOLENCIA SE LOGRA:


 



  • Dejar atrás el miedo y el peligro.

  • Valorarse a sí misma.

  • Recuperar la  salud y el equilibrio.

  • Ser independiente.

  • Terminar con los abusos y las humillaciones.

  • Disponer de tiempo, dinero, deseos, aspiraciones, del propio cuerpo y del hogar.

  • Recobrar la confianza en na misma.

  • Volver a tener familia, amig@s, vecin@s. ...

  • Sentirse persona

  • Prescindir del “qué dirán”.



Algunas pistas para ver más claro el posible comportamiento abusivo y no respetuoso de tu pareja, son:


 



  1. Intenta controlar lo que haces o con quien vas.

  2. Critica tu forma de ir vestida.

  3. Es muy celoso

  4. Te compara con las demás

  5. No respeta tu opinión intentando imponer la suya.

  6. Te pone a prueba constantemente.

  7. Busca artimañas para convencerte de que tengas relaciones sexuales cuando tú no quieres.

  8. Promete cambios que nunca cumple.



EL HOMBRE AGRESOR.


Los hombres agresores no tienen un rasgo físico, o un comportamiento especial que les identifique; tampoco son enfermos mentales. Suelen ser personas de valores tradicionales para los que todo lo masculino (fuerza,poder,éxito, competitividad,etc) está por encima de lo femenino (ser sensible, cariñosa, dócil, entregada..)
A los hombres se les transmite la idea de que  ser varón es ser importante y una forma de demostrarlo es ejerciendo su poder, sobre su familia o pareja. Este tipo de educación hace que tiendan a considerar a las mujeres como inferiores.


Al preguntarnos por qué los hombres son violentos nos damos cuenta de la importancia de la educación.La violencia se aprende, sobre todo, observando modelos significativos, es decir a padres, hermanos, personas cercanas, etc. El niño aprende a agredir y lo ve como una forma de defender sus derechos o de solucionar conflictos.
Muchas veces, la familia se convierte en el lugar de descarga de la tensión y frustraciones que se acumulan en otros ámbitos como el laboral.


El afán de poder y de dominar son algunos de los motivos principales de los violadores para agredir a las mujeres, y no, al contrario de lo que se piensa, como descarga de su instinto sexual.